Home Breast Cancer Cáncer de mama – Agonía y metástasis inducidas por radiación – Parte 1

Cáncer de mama – Agonía y metástasis inducidas por radiación – Parte 1

0

Gene (nombre ficticio) es el quinto hijo de una familia de seis niñas y dos niños. Su hermana mayor, la primera hermana de la familia, fue diagnosticada con cáncer de mama a la edad de veintisiete años. Desafortunadamente, Gene también fue diagnosticado con cáncer de mama a los veintisiete años.

El problema de Gene comenzó a mediados de diciembre de 2002, cuando encontró un bulto en el seno derecho. Fue a ver a un cirujano en un hospital privado y le hicieron una lumpectomía. Gene recibió la buena noticia de que el bulto no era maligno. El informe de histopatología del 17 de diciembre de 2002 decía: “Adenosis esclerosante de la mama con hiperplasia ductal atípica. Se recomienda seguimiento periódico”. Las tinciones inmunohistoquímicas fueron negativas para ER, PR, c-erbB2.

Aproximadamente un año después de la cirugía, Gene notó que la herida quirúrgica se volvió bastante dura y con el tiempo comenzó a engrosarse. Gene consultó a otro cirujano en otro hospital privado. Una ecografía de su mama derecha realizada el 9 de junio de 2005 mostró dos lesiones, una de las cuales tenía un tamaño de 9 mm x 7,5 mm x 10 mm. El radiólogo concluyó que estos podían ser malignos y sugirió un estudio de PAAF. Una ecografía de la mama izquierda mostró un quiste simple de 7 x 2 mm.

El 18 de junio de 2005 se realizó biopsia tru-cut de nódulo mamario derecho que confirmó la sospecha clínica de malignidad. La lesión era un carcinoma ductal mamario infiltrante poco diferenciado, probablemente grado 3. La ecografía de abdomen y la radiografía de tórax no mostraron ninguna anomalía.

Gene volvió al primer cirujano que le hizo una lumpectomía y se sometió a una mastectomía derecha con limpieza axilar. El informe de histopatología posterior con fecha 24 de junio de 2005 confirmó el diagnóstico previo de carcinoma ductal infiltrante – tipo esquirroso con patrón tubular, grado 2. El cáncer se estadificó como T1bN1Mo. Se encontró que el tejido mamario adyacente era fibroquístico con adenosis esclerosante. Los márgenes resecados, la areola y el pezón estaban libres de tejido tumoral. Uno de los diez ganglios linfáticos axilares estaba afectado. También se encontró que la grasa axilar estaba infiltrada por un tumor maligno.

Gene se sometió a quimioterapia adyuvante a mediados de julio de 2005. Los primeros cuatro ciclos consistieron en epirubicina y ciclofosfamida. Este tratamiento, completado a mediados de septiembre de 2005, fue seguido por cuatro ciclos de Formoxol (una marca internacional de paclitaxel, comercializada en Malasia). Cada ciclo de quimioterapia se administró cada tres semanas. Gene sufrió efectos secundarios graves como vómitos, dificultad para respirar, falta de fuerza y ​​dolores en todo el cuerpo. Cuando se le preguntó si querría recibir más quimioterapia, Gene sacudió la cabeza vigorosamente con desaprobación. Había desarrollado una fobia a las inyecciones.

Después de completar la quimioterapia el 7 de diciembre de 2005, Gene se sometió a veinte tratamientos de radiación en el pecho. Este tratamiento comenzó el 29 de diciembre de 2005 y duró hasta el 27 de enero de 2006. Gene sintió “calor” dentro de su cuerpo durante la radioterapia. Afortunadamente sufrió muchos efectos secundarios durante la quimioterapia.

Con la finalización de los tratamientos anteriores, Gene estaba feliz creyendo que el cáncer por fin había sido “vencido”. Volvió a su oncólogo y cirujano para un chequeo de rutina. Los informes ecográficos de 9 de mayo de 2006 y 8 de noviembre de 2006 confirmaron ausencia de anomalías en el abdomen. Un informe de gammagrafía ósea fechado el 28 de agosto de 2006 confirmó que “no hay evidencia de metástasis esquelética ávida de MDP”. Los resultados de los análisis de sangre del 8 de noviembre de 2006 y el 13 de febrero de 2007 mostraron que CEA, CA 125 y CA 15.3 estaban dentro de los límites normales. Sus valores de función hepática realizados el 8 de noviembre de 2006 mostraron valores normales.

Sin embargo, Gene comenzó a sentir el problema en febrero de 2007, apenas un año después de su aparente tratamiento “exitoso”. Le dolían tanto la nalga como la columna vertebral. Una ecografía realizada el 2 de abril de 2007 mostró un nódulo de 5 mm x 6 mm en la posición de las 9 en punto de la mama izquierda. El cirujano procedió a extirpar este bulto y no lo encontró maligno.

La tomografía computarizada realizada el 16 de junio de 2007 mostró características inquietantes y angustiantes. Había un nódulo de 0,5 cm en la tiroides izquierda. También se observaron lesiones hipodensas en la cara posterior de la 6ª costilla derecha, cuerpo vertebral de L2, cresta ilíaca izquierda, hueso ilíaco izquierdo y cuello del fémur derecho.

La resonancia magnética de la pelvis realizada el 18 de junio de 2007 indicó una lesión en la mitad del tercer ilion medial derecho, la espina ilíaca superior anterior izquierda, el cuerpo derecho e izquierdo de las vértebras S2, la cabeza del fémur derecho y la región del intertrocánter del fémur izquierdo.

La impresión general de los hallazgos de la tomografía computarizada y la resonancia magnética fue la de múltiples metástasis óseas. Esto contó con la colaboración adicional de un informe de gammagrafía ósea fechado el 19 de junio de 2007 que dice: “El aumento de la captación del trazador en las vértebras L2 se debe a metástasis esqueléticas ávidas de MDP. El aumento de la captación del trazador observado en las vértebras L3, L4 y L5 es una lesión metabólicamente activa, probablemente se deba a DXT. El aumento de la captación del trazador observado en la espina ilíaca anterosuperior izquierda probablemente se deba a la unión muscular”.

Como Gene sufría dolores, se sometió a radioterapia paliativa. Después de siete tratamientos, hubo menos dolor. Le quedan cinco sesiones de radiación más. El oncólogo quería darle más quimioterapia a Gene, pero ella se negó y vino a buscar nuestra ayuda. Gene vino a nuestro centro en silla de ruedas porque tenía dificultad para caminar debido a los dolores. Le recetaron Capsule A, Breast M, Bone tea y Pain Tea.

Las hierbas la hicieron bien

De hecho, fue una gran sorpresa para mí ver a Gene entrar sola en nuestro centro sin necesidad de una silla de ruedas solo cinco días después de su primera visita. Gene nos dijo que después de tomar las hierbas durante tres días, se sintió mejor y tenía más energía. Los dolores habían disminuido significativamente para permitirle caminar sola.

Tres semanas después de su primera visita, le pregunté a Gene si solo estaba “actuando” cuando vino a vernos en una silla de ruedas. Quería saber si ella estaba tratando de ganarse la “simpatía” de sus hermanas y su esposo que la acompañó. Gene dijo que incluso después de siete tratamientos de radiación tenía dolores que le dificultaban moverse. ¡Los dolores eran reales!

Gene vino a vernos nuevamente después de tres semanas con hierbas. Se veía radiante. ¡Estaba mejorando! Gene nos dijo que pudo dormir bien. Anteriormente, su sueño era difícil y no podía girar su cuerpo hacia la derecha o hacia la izquierda. Después de las hierbas, pudo girar su cuerpo sin ningún problema. Anteriormente, Gene no podía inclinarse hacia adelante al sentarse, después de que las hierbas también desaparecieron. Gene dijo que está mejorando cada día. Decidió no recibir más radioterapia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here